martes, 27 de agosto de 2019

Reseña: Alguien tiene un secreto (Karen M. McManus)


Título: Alguien tiene un secreto
Autora: Karen M. McManus
Publicación original: 2019
Editorial: Alfaguara

♥ Gracias a Penguin Random House por el ejemplar ♥

• SINOPSIS •

Ellery es nueva en Echo Ridge, pero ya sabe todo sobre el pueblo. Aquí, a veces, las chicas desaparecen... y sus asesinatos siguen sin resolverse. Aunque las clases no han empezado, la futura reina del baile ha sido amenazada, una chica ha desaparecido y todo apunta a que Ellery también está en peligro.

Ellery tiene diecisiete años y una obsesión con el misterio. La hermana gemela de su madre desapareció cuando era adolescente en Echo Ridge, un pueblito de Nueva Inglaterra que ha vuelto a los titulares hace poco por el asesinato de otra chica, la reina del baile de la escuela secundaria local.

Cuando Ellery y su propio hermano gemelo Ezra se tienen que mudar con su abuela al pueblo, la obsesión de Ellery se da de frente con la realidad. Otra chica ha desaparecido, alguien ha amenazado públicamente a la siguiente reina del baile, y el chico que le gusta a Ellery es el principal sospechoso. Ellery sabe bastante de secretos. Su madre los tiene; su abuela también. Y, cuanto más tiempo pasa en Echo Ridge, más claro queda que allí todos esconden algo, pero no todos han sabido en quién confiar.

Si bien nunca me niego a un thriller juvenil cuando se presenta la oportunidad, no soy una experta en el género ni suelo leerlo con frecuencia. Sin embargo, el año pasado conocí a Karen M. McManus a través de Alguien está mintiendo, su novela debut, y tengo que decir que me dejó una muy buena impresión, de hecho, fue una de mis lecturas favoritas de la temporada. La premisa es tan atractiva como resultó ser el libro: cinco estudiantes detenidos después de clase en un aula. Uno de ellos muere, dejando cuatro sospechosos que ocultan algo, cada uno por su lado. ¿Cuál de los secretos se conectará con el crimen? Un excelente page-turner. Y con esta buena experiencia no dudé en darle una oportunidad a su nuevo libro.

Alguien tiene un secreto puede compartir con el libro anterior, por decisiones de marketing,  similitudes en el título y el estilo de portada pero son historias completamente independientes una de la otra. Cambian los escenarios, los personajes y la trama, lo único que se mantiene intacto es el espíritu de suspenso que reúne a un grupo de adolescentes que repentinamente se ven envueltos en un crimen y deben resolverlo. En este caso, la historia sigue a Ellery y Ezra, dos hermanos gemelos que se mudan temporalmente al pueblo natal de su madre, luego de que ésta haya ingresado a una clínica de rehabilitación y los haya dejado a cargo de su madre, a la que los niños apenas conocen. Echo Ridge es un lugar muy especial, y esto es lo que más entusiasma a Ellery, ya que es una apasionada por el misterio. Aquel pequeño pueblo ha quedado marcado por dos crímenes ocurridos en diferentes años, pero que reúnen las mismas características. El primero involucra a la tía de los gemelos, que desapareció hace veinticinco años, el día del baile de bienvenida, y nunca fue encontrada. El segundo, ocurrido en las mismas circunstancias, fue el asesinato de Lacey, la reina del baile, ocurrido hace cinco años.

Desde la llegada de los gemelos al pueblo, las amenazas a las nuevas candidatas a reina han despertado una vez más el temor de todo el pueblo, especialmente al verse Ellery repentinamente nominada a la corte del baile, cuando ni siquiera a hecho amigos que pudieran haber votado por ella. Algo está claro, el asesino tiene una obsesión y desea alimentarla una vez más, y quizás su resurgimiento pueda ayudar a Ellery a resolver la desaparición de su tía...

La impresión que me dejó el libro no es la mejor y quizás se deba a las expectativas con las que lo encaré. Ya dije que su novela debut me entusiasmó mucho, pero debo admitir que este libro, en líneas generales, se me hizo más genérico, recurriendo una vez más a la elección de estereotipos para sus personajes, algunos clichés y, lo más lamentable, puntos de giro más débiles y un notable descenso del suspenso. Aún así, la autora se las ingenia para crear una atmósfera interesante, más que nada por los escenarios elegidos para narrar su historia, sumado a un relato lo suficientemente fluido para llevarte al final del misterio rápidamente. 

Para ahondar en detalles, mi experiencia con la lectura me lleva a dividir el libro en dos partes. La primera mitad fue la más difícil. Como anteriormente dije, mis expectativas eran altas y esta nueva historia, de entrada, tiene un ritmo lento y le toma bastantes páginas presentar a tres generaciones de estudiantes, sus familias, los vínculos entre todos ellos y trazar una línea temporal que conecte el pasado y el presente y que incluya dos crímenes sin resolver. En este sentido, los personajes fueron un gran obstáculo. Los nombres elegidos eran demasiado genéricos y similares entre sí , y al ser todos "hermano/a de" y "salía con" me los confundía constantemente, lo que hizo aún más pesada la lectura porque tenía que ir continuamente hacia atrás o tomarme un tiempo aparte para la asociación. Así que el primer centenar de páginas y un poco más, teníamos un relato plagado de elementos conectados de manera forzada por la premisa del mismo crimen en diferentes épocas y, tanto el objetivo de los personajes como las pistas dadas resultaron tan difusas y poco atractivas que dirigieron la trama a un estancamiento temporal.

La segunda mitad afortunadamente experimenta una gran mejora, ya que la trama adquiere más claridad y solidez, y podemos analizar las pistas con más seguridad porque sabemos exactamente qué es lo que buscamos. En este punto, el suspenso entra en juego ya que la lista de sospechosos comienza a filtrarse y cada pista nueva que se presenta genera un efecto sorpresa. Giros narrativos hay varios, pero solamente unos pocos hacen justicia al género, como en el desenlace, que para algunos puede resultar predecible, pero resulta interesante cómo se conectan casi todas las piezas. Y digo casi todas porque hay algunos elementos que, si bien no quedan completamente librados al azar, durante el relato se les da MUCHA importancia y terminan siendo insignificantes para la resolución del misterio, lo cual sentí como una una falta de integración narrativa.


Sin embargo, no todo es tan malo si existe una fuerza que nos impulsa a continuar ágilmente el libro hasta el final. Uno de los puntos fuertes de este thriller, es el dinamismo de la narración ya que se vale de dos puntos de vista. Además de Ellery, quien observa al pueblo y a sus habitantes por primera vez, la historia avanza en manos de Malcolm, quien aporta cierto marco histórico al haber vivido toda su vida en Echo Ridge. Además de incentivar el elemento romántico de la historia (cómo no) es el principal conector de los hechos ya que es el hermano menor de Declan, el exnovio de Lacey, la adolescente asesinada y cuyo cuerpo fue encontrado en la principal atracción turística del pueblo: el parque de diversiones. Las circunstancias en las que se desenvolvió el crimen condujeron las sospechas a Declan, por lo que toda su familia lleva años lidiando con el prejuicio social, lo que parece tener intenciones de repetirse con Malcom en este nueva ola de ataques.

La elección de personajes me pareció interesante y atractiva, sin embargo no tienen una construcción minuciosa dado a la cantidad de ellos que entran en escena, por lo que tampoco logran destacar demasiado. Apenas los principales, es decir, los gemelos Ellery y Ezra, y Malcolm, tienen un tratamiento más meticuloso, el resto se mantienen en la línea de los clichés. Al abanico colorido de personajes, no puedo dejar de agregar la ambientación como otro de sus puntos fuertes. El pequeño pueblo en el que todos se conocen no deja de ser un gran cliché, pero debo admitir que es visualmente atractivo, especialmente por el parque de diversiones que resulta ser el corazón del pueblo y crea una excelente atmósfera para toda la acción.

Alguien tiene un secreto quizás no tenga la misma solidez narrativa que el debut de McManus, pero aún así es un thriller juvenil liviano y distendido, con una buena atmósfera y un ritmo que se acrecienta a medida que nos acercamos a la resolución, la cual logra concentrar, como pocos libros, el mayor pico emotivo del relato en la última oración. Un final TRE-MEN-DO.


MI CALIFICACIÓN



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...