Botones

viernes, 20 de abril de 2018

Reseña: Alguien está mintiendo (Karen M. McManus)


Título: Alguien está mintiendo
Autor: Karen M. McManus
Publicación original: 2017
Editorial: Alfaguara

• SINOPSIS• 

Una nueva app está acorralando a la élite del instituto Bayview para estudiantes de perfil elevado. Las filtraciones de la vida privada de los estudiantes corren como la pólvora por la nueva red social creada por Simon Kelleher, alumno de la misma institución.
Pero la cosa se pone muy seria cuando Simon es asesinado justo delante de sus víctimas. Los cuatro cabecillas de la «crème de la crème» estudiantil se convierten en sospechosos directos del asesinato.
¿Qué secretos guardarían para arriesgarse a acabar con Simon?
¿Quién será el culpable?
Un thriller que te mantendrá conteniendo la respiración hasta el final.

Simon ha muerto en circunstancias dudosas. En el momento de su muerte, cuatro adolescentes se encontraban con él en el mismo recinto. Todas las manos están limpias, ya que el factor desencadenante ha sido una reacción alérgica de carácter intencional. Que las lapiceras inyectables que pudieron haberle salvado la vida hayan desaparecido de la enfermería o que un incidente externo fríamente calculado haya hecho abandonar el lugar a la persona que estaba a cargo de ellos, nos empuja a la especulación de que una mente siniestra se esconde detrás de un plan maestro. ¿Y si el culpable no fuera uno solo sino un clan? La única certeza en éste relato es que todos mienten.


Con un acertado debut en el mundo literario, Karen M. McManus nos acerca Alguien está mintiendo, un thriller juvenil cuidadosamente elaborado y dispuesto a atrapar a sus lectores. El relato, dotado de una prometedora dosis de misterio, nos presenta a cinco estudiantes que, aunque en un principio no parecen tener nada en común, son castigados por la misma causa y deben permanecer dentro del edificio un período extra después de clases, obedeciendo al estilo de castigo típico de las escuelas norteamericanas. Todos ellos responden a los clásicos estereotipos: la nerd, el deportista, la popular, el rebelde y el marginado.

Bronwyn es la alumna lista que siempre resalta por su responsabilidad y sus buenas notas. En el orden de los estereotipos, Addy es la figura opuesta, ostentando popularidad y belleza, componiendo un cuadro perfecto con Cooper, el deportista sacrificado que es seguido de cerca por una multitud de universidades que buscan ofrecerle una beca de estudio a cambio de que juegue para ellas. Nate es el tipo de persona con más probabilidades de encontrar en el aula de castigo, debido a sus antecedentes por tráfico de drogas. Y la víctima, Simon Kelleger, que representa al adolescente inadaptado y resentido que busca ganarse el respeto de los demás a cualquier precio, sin importar las consecuencias. En su afán de ser popular, años atrás creó "Malas lenguas", una app que se esparció a lo largo y ancho del colegio, la cual utilizaba para publicar los secretos más íntimos de los alumnos. Justo antes de su muerte había programado una entrada en la que dejaba expuestos a los cuatro adolescentes con los que compartiría la hora de detención, motivo suficiente para considerarlos sospechosos de su muerte. Ahora bien ¿para cuál de los cuatro un secreto puede valer más que la vida de una persona? ¿Cuál de todos los secretos es el más comprometedor a tal punto de pagar el precio más alto para que no salga a la luz?



Alguien está mintiendo es un excelente material de entretenimiento y como tal, no recae en la necesidad constante de emitir un mensaje de carácter moralista. La trama, sin dejar de ser astuta, se desarrolla de manera despreocupada y fluida, priorizando el correcto uso del suspenso, uno de los elementos narrativos en los que reside el atractivo del libro.

Por otro lado y como mencioné anteriormente, el astuto relato de McManus utliza a su favor la menospreciada presencia de estereotipos en la construcción de sus personajes. Parte desde el manejo de un abanico de figuras estándares dentro de una fórmula conocida y fácil de asimilar, lo que es buen anzuelo para lectores no tan asiduos y que solo buscan una trama entretenida sin tener que dedicarse a la tarea de desglosar psicológicamente cada uno de ellas para encontrar el sentido de la historia. Aún así, McManus hace un sabio uso de estos personajes prefabricados y los dota de una atmósfera de misterio y verosimilitud, esquivando los diálogos planos y los asuntos superficiales que se les suele asignar prejuiciosamente a los adolescentes. Todos los personajes principales poseen una identidad bien diferenciadacontextos verosímiles, así como aspiraciones y objetivos que le permitirá al relato avanzar de manera atractiva y amena.

A la par de la buena construcción de los personajes, se suma un interesante despliegue de tramas secundarias. En ellas conocemos en profundidad a los sospechosos y vemos como aquellos desconocidos al momento del homicidio, cruzan sus caminos en un intento por dejar al descubierto al posible asesino, para terminar actuando en complicidad por el bien común. Los personajes secundarios tampoco se quedan atrás. Todas los puntos de apoyo de los protagonistas están muy bien esbozados y no se limitan a ser parte del decorado, principalmente porque aportan mucho a la evolución de éstos.

Spoiler alert. A pesar de no trabajar en pos de un relato con moraleja, la autora deja encubierto un mensaje que, más que aleccionador, desprende un llamado a la reflexión. De manera indirecta, el libro indaga en los métodos que utilizan los alumnos que experimentan alienación para tomar represalia contra sus propios compañeros. La resolución de Simon si bien no fue inofensiva, podría haber resultado mucho peor, como suele suceder periódicamente en los Estados Unidos al verse envueltas decenas de personas inocentes en horrendas masacres en diversos colegios del país.

Como thriller juvenil, Alguien está mintiendo representa una buena apuesta. Posee interesantes elementos narrativos que incrementan el misterio y mantienen el interés del lector a lo largo de todo el relato, aún cuando el desenlace pueda resultar previsible. Es así como McManus prioriza el método de sus personajes más allá de sus resoluciones, lo que se evidencia en una enigmática y atrapante historia.

"Las cosas siempre empeoran antes de mejorar."

MI CALIFICACIÓN

Gracias a Penguin Random House por el ejemplar

3 comentarios:

  1. Hooooola hola!!
    Ay, amé este libro! Eso que no suelo leer libros de este género literario, y mucho menos algo como este, pero por alguna misteriosa razón, lo leí. Y ME ENCANTÓ !!!
    ME ALEGRO DE QUE A VOS TAMBIÉN TE HAYA GUSTADOOOOO <3
    HERMOSA RESEÑA 1! Y LAS FOTOS SON PRECIOSAASSSS <3 <3 <3
    Un besote! Nos leemos :)

    ResponderEliminar
  2. Hola Mary! Gracias por la reseña♥. El mes pasado leí este libro y me gustó mucho, creo que es un buen libro para adentrarte en el genero del thriller, también me encantaron los mensajes que deja y la cantidad de temas que toca. Es cierto que todo el libro es un cliché, pero aún así lo disfrute mucho. Me alegro que te haya gustado♥
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Las fotos te han quedado muuuy bonitas.
    Aunque cumple su función de entretener y como thriller juvenil no está mal, la verdad es que es un libro que no me llama nada, eso de que los personajes sean estereotipos americanos pues... no me gusta demasiado.

    Acabo de descubrir tu blog y me quedo por aquí. Me ha encantado el diseño, por cierto ;)
    ¡besos!
    Irene - Que la suerte esté siempre de vuestra parte

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...