Botones

martes, 3 de octubre de 2017

Reseña: Tu y yo, aquí, ahora (Jay Asher/Carolyn Mackler)


Título: Tu y yo, aquí, ahora
Autor: Jay Asher / Carolyn Mackler
Publicación original: 2011
Editorial: Nube de tinta

Emma y Josh son amigos desde siempre, pero un día Josh malinterpreta a Emma e intenta besarla... A partir de ese momento, deciden mantener distancia y dejar de verse fuera de la escuela. Pero la aparición de una extraña página web en la computadora de Emma, con información acerca de su futuro, vuelve a unir de forma inesperada su camino con el de Josh.

Muchas obras literarias escritas originalmente en un idioma diferente al nuestro no llegan a nuestras manos con un título traducido textualmente. Es probable que cambie por diversas motivos, ya sean culturales, narrativos o sea simplemente cuestión de marketing. En el caso de The future of us podemos ver un giro de 180º grados ya que en español nos encontramos con Tu y yo, aquí, ahora. El salto temporal no es casual. Y aunque suele suceder que en las traducciones perdemos cierto alcance o entendimiento, ésta vez, les aseguro, ganamos la esencia del libro incluso antes de husmear entre sus páginas. Claro que no es spoiler ni significa que nos den el concepto de la historia masticado, sino que nos permite concentrarnos en el verdadero punto y no generar falsas expectativas dispuestas por una premisa errónea. Tanto la premisa como el concepto general de la historia nos vende la irrupción de una de las redes sociales actuales más populares (Facebook) en una computadora de los años '90, cuando el uso de internet era tan limitado que no podía usarse la conexión mientras alguien en casa estaba al teléfono. Desde mi punto de vista, es una excelente idea que, bien desarrollada, podría generar un producto de gran calidad. Imagínenlo en un libro de ciencia ficción con elementos distópicos o viceversa. Realmente ofrece una gran cantidad de recursos para explotar, pero... love is in the air, aquí y ahora.

No me malinterpreten. Es una bonita historia de amor, pero Facebook viajando en el tiempo es solo el disparador de la historia y nada más. Veamos, Emma y Josh son dos adolescentes que los unía una gran amistad, hasta que un pequeño malentendido los mantiene distanciados por un tiempo. Pero claro, es evidente que no pueden ir muy lejos el uno sin el otro ya que viven en casas linderas, van al mismo colegio y comparten el grupo de amigos. Un día Josh, enviado por su madre, le lleva a Emma un CD-ROM con cien horas gratuitas para navegar en la red, que obtuvo de regalo al contratar el servicio de AOL, una empresa de internet de Estados Unidos. No es por este evento que la relación entre Emma y Josh vuelva a la normalidad, por así decirlo, sino por lo que sucederá más adelante.

¿Cómo Emma descubre Facebook en 1996? Bueno, verán que cuando nosotros nos conectamos, casi como por acto reflejo ingresamos a nuestras redes sociales, ponemos algo de música o simplemente googleamos aquello que nos interesa. Ahora pónganse en el lugar de una persona que ingresa a la red por primera vez en su computadora ("¿Y ahora qué?"). Nuestra protagonista ingresa directamente en favoritos, por si encuentra algún sitio web sugerido y como por arte de magia, Facebook aparece en su pantalla, anclado en el año 2011, mostrando una Emma de treinta y un años y un puñado de publicaciones que evidencia un futuro que a la Emma del presente le disgusta en demasía. A partir de aquello tuve la confirmación de su carácter poco práctico e ingenuo: en lugar de averiguar más o simplemente asombrarse por el extraño fenómeno, se desvela con detalles superficiales de su futuro y las conclusiones que extrae de ellos.

Al pasar los días Emma, encontrará la forma de evitar los sucesos que probablemente la encaminan a ese indeseado futuro que descubre a través de fotos y publicaciones en la misteriosa página web. Pero claro, al actuar en consecuencia de aquello, no sólo es su futuro el que experimentará cambios, sino también el de sus amigos, especialmente el de Josh, quien estará por demás satisfecho con lo que la página le muestre e intentará impedir que Emma lo estropee todo. 

Cambios para bien y cambios para mal. Y en el medio, la relación de Emma y Josh. Nada extraordinario ni memorable, pero lo que sucede entre ellos así como con el resto de los personajes es bastante natural y verosímil, reflejando las típicas actitudes de un adolescente promedio, con sus actitudes impulsivas y pasionales. Esto, combinado con los años '90 como escenario, donde internet y los teléfonos celulares son artículos de lujo y para ver las fotos de las vacaciones necesitamos encontrar un quiosco de revelado, hace de la obra de Asher y Mackler un relato bastante ameno y añorable.


Aún así, la mayor flaqueza del libro reside en que varios elementos narrativos quedan librados al azar porque, lamentablemente, permanecen inconclusos o su razón de ser queda sin una digna explicación, como el concepto de la intromisión de Facebook en la década de los '90 y un par de predicciones que suponían ser de gran importancia ya que más de una vez fueron decisivas en el rumbo que tomaban los protagonistas. 

En cuanto a la narración en general, debo confesar que es la primera vez que leo algo tanto de Mackler como de Asher así que, en principio no podía adivinar quién le dio voz a qué personaje. Me gusta mucho cuando la historia se narra a dos voces y en coautoría, aunque en este caso tuve una leve sensación de homogeneidad, por lo que de a ratos me costaba discernir quién era el personaje de turno (sí, sin importar que fueran del sexo opuesto). Más adelante descubrí  en una entrevista a ambos autores que, efectivamente, Asher escribió el punto de vista de Josh y Mackler el de Emma, y dado que trabajaban a distancia, muchas veces terminaban interviniendo en el texto del compañero y así dejaban su impronta en el otro personaje. En este punto me parece interesante el trabajo colaborativo, pero le resta que durante conversaciones grupales o en escenas donde participaban más personajes, la personalidad de la voz de turno se diluía un poco y la sentía opacada por una narración más genérica, casi en tercera persona.

Brevemente, Tu yo, aquí, ahora nos habla del concepto de perspectiva y transmite un mensaje sobre la línea temporal de nuestra historia y desde dónde decidimos apreciar nuestra vida. El argumento es interesante y original, aunque no completamente explotado. Y aunque las deficiencias son importantes a nivel trama y en el relato hay pequeños detalles que personalmente me hicieron ruido, la lectura resultó amena y los personajes, tanto protagonistas como secundarios, agradables en la dosis justa y sin complejas construcciones. Sin dudas, un libro ligero pero lo suficientemente entretenido para darle una oportunidad.




“How can you call it love when it hurt you so badly?"

MI CALIFICACIÓN


Ejemplar: gentileza de Penguin Random House

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...