Botones

lunes, 5 de junio de 2017

Reseña: Pax (Sara Pennypacker)


Título: Pax, una historia de paz y amistad
Autor: Sara Pennypacker
Publicación original: 2016
Editorial: NUBE DE TINTA

Peter y Pax, su leal zorro, son inseparables. No obstante, cuando sucede lo impensable y su padre tiene que partir a la guerra, Peter se ve obligado a abandonar a Pax a su suerte.
 Pero Peter sabe que su lugar está junto a Pax. Su amistad inquebrantable lo lanzará a la aventura y cruzará el país en guerra para reunirse con su zorro. Pax, mientras espera con paciencia su regreso, tendrá que enfrentarse solo a los peligros del bosque...


La literatura middle grade cada día amplía su oferta en cuanto a temáticas, deleitando tanto a niños, jóvenes e incluso adultos, con historias que no sólo hablan del amor, la amistad y una larga lista de valores que se pretende inculcar a una edad temprana, sino que es posible encontrar en la gran diversidad de títulos, tópicos de actualidad y de gran importancia para la sociedad. Pax es un claro ejemplo de ello, poniendo en la mira, el impacto social de las actividades bélicas.

Sara Pennypacker nos presenta a Pax, un pequeño zorro rojo domesticado al que Peter, nuestro pequeño protagonista, rescató y adoptó varios años atrás. El vínculo entre ambos está sellado por un amor mutuo, que los convierte en un dúo niño-mascota que llevan como estandarte la amistad y la fidelidad.
Peter, a sus doce años, y a pesar de la pérdida de su madre, lleva una vida normal, sin grandes sobresaltos. Va a la escuela, juega al béisbol y comparte tiempo con Pax. Disfruta mucho de aquel momento en que regresa del colegio y sabe que Pax lo espera ansioso; se divierte alimentándolo con su comida favorita: mantequilla de maní, y Pax responde a todos esos mimos con un sentido común que le permite entender cada estado de ánimo de su chico, y así, actuar en consecuencia. Son el uno para el otro.

La primera y principal barrera en este historia de camaradería surge cuando el padre de Peter, un hombre taciturno y melancólico que deja ver poco su lado paternal, anuncia al niño que se ausentará por un tiempo ya que partirá con el ejército. Ésto solo lo pone en alerta cuando da cuenta de que se mudará a otra ciudad, donde su abuelo cuidará de él, implicando tener que devolver a Pax a su hábitat natural. Y a pesar de haber obedecido a este mandato, el vínculo de Peter con el animal es tan grande y especial que, una vez en su nuevo hogar, el niño no soporta esa devastadora ausencia y sale decidido en su búsqueda.

Integrando elementos narrativos propios del género de aventuras, Pennypacker nos ilustra un camino del héroe muy particular, donde Peter madurará a pasos agigantados para poder cumplir su travesía: desandar los miles de kilómetros que lo separan de Pax. Así mismo, Pax no es simplemente la cazuela con monedas de oro que se halla al otro lado del arco iris, sino que también deberá enfrentar su destino y sobrevivir en el bosque.


Los libros que toman como protagonistas a niños y/o animales, sobre todo en el middle grade, tienen una tendencia a lo benevolente y apacible, no siendo esto para la autora obstáculo que le impida desarrollar en su trama la temática bélica. Y a la hora de ponerlo en práctica es posible ver la destreza que tiene para ir directo al grano. Y es que en temas tan serios que nos afectan hoy en día al mundo entero, no hay tiempo para rodeos. Si bien el punto de partida que plantea Pennypacker, es decir, la partida del padre de Peter a la guerra y que desencadena cambios trascendentales en la vida de nuestros protagonistas, el verdadero testimonio de los efectos de la guerra está trabajado de manera sublime en uno de los personajes secundarios. Peter, en su camino de retorno al bosque y llevado por una serie de circunstancias, llega a una casa remota, en donde encontrará a Vola. Aquella mujer, víctima y victimaria de una guerra anterior, no sólo da refugio a Peter, sino que será el punto de mayor concentración de toda la filosofía de la autora.

"Esto no es solo un trozo de madera. También son las nubes que trajeron la lluvia que regó el árbol, y los pájaros que anidaron en él y las ardillas que se alimentaron con sus frutos. También es la comida con la que me alimentaron mis abuelos y que me dio fuerzas para talar el árbol, y es el acero del hacha que utilicé. Y es el modo en que conoces a tu zorro, que te permitió tallarlo en el día de ayer. Y es la historia que contarás a tus hijos cuando se lo entregues. Todas esas cosas están separadas, pero también son una sola, inseparable."

Con una pluma ágil y clara, Sara Pennypacker logra desarrollar en Pax una historia conmovedora hasta los huesos, donde lo personal se expande hasta fundirse con problemáticas universales de gran impacto como lo es la guerra, donde el aprendizaje y la superación fluyen rítmicamente con cada vuelta de página y el mensaje llega de manera efectiva al lector, sin distracciones superfluas, generando un libro de alto contenido reflexivo. 





  MI CALIFICACIÓN

Gracias a Penguin Random House por el ejemplar


2 comentarios:

  1. ¡Holaa! Me llama muchísimo la atención el libro porque además se ve como taaaaan tierno, y la edición por las fotos que has puesto, y por la que he visto en la librería de mi país, es hermosa. En cuanto a reseñas, he visto reseñas más diversas eso si, criticando positiva o negativamente la novela, así que aún no se muy bien. Creo que mejor lo leeré.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Ay, me suena a que es un libro totalmente lacrimógeno y de esos en los que mientras leo pienso "¿por qué estoy leyendo esto si todo lo que hago es llorar?". PERO así y todo quiero leerlo jajaja

    Ahora que lo pienso... ¿el sello Nube de tinta es solo para llorar? jaja
    Besos
    Eri

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...