Botones

martes, 16 de agosto de 2016

Reseña: Reasons to stay alive (Matt Haig)


Título: Reasons to stay alive
Autor: Matt Haig
Publicación original: 2015
Editorial: Canongate Books Ltd




¿Qué significa sentirse realmente vivo?
A los veinticuatro años, el mundo de Matt Haig se derrumbó. No encontraba razones para seguir viviendo. Ésta es la historia real de cómo superó su depresión, triunfó sobre la enfermedad y aprendió a vivir otra vez gracias a los libros y la escritura.
Según el propio autor: «Escribí este libro porque los viejos clichés son los más reales. En el fondo del pozo todo se ve negro. Hay luz al final del túnel, aunque no la veamos… Y las palabras, a veces, pueden realmente liberarte».




Nunca antes había sentido tanta responsabilidad a la hora de dar mi opinión sobre un libro. Todas las valoraciones que hago con respecto a mis lecturas son siempre sinceras, honestas y nunca intentan favorecer o desprestigiar en vano a la obra en cuestión. Cada vez que emito mi juicio trato de elaborar un equilibrada mezcla entre lo que considero mi apreciación personal y una valoración lo menos subjetiva posible, dando un paso al costado y jugando a ser un crítico literario. Esta vez, de forma bastante azarosa, o quizás no tanto, di con un libro que llegó a mis manos como si una parte de mí lo hubiese estado pidiendo a gritos, aún sin saber de su existencia. Como la considero una de mis lecturas más personales desde siempre, voy a escribir desde un lugar un poco más allá del de la lectora de siempre.  

Hace un par de meses tuve la oportunidad de conocer a un maravilloso autor: Matt Haig. Claro, no fue un encuentro personal pero, sin dudas, fue algo mucho más importante y profundo. A través de Los humanos, leí por primera vez toda la magia que deja emerger a través de su pluma. Semanas atrás, inesperadamente, me encontré una vez más con Haig. Reasons to stay alive es un libro muy particular. Es un universo de luz que le da una cordial bienvenida a todas aquellas personas que experimentan esas incómodas y desagradables situaciones lideradas por la ansiedad y la depresión.

Antes que nada: NO ES UN LIBRO DE AUTOAYUDA. Ayuda, claro, pero no intenta en ningún momento pintarte la vida de rosa y dejar en tu mente frases memorables de luz y esperanza. Por el contrario, este non fiction parte desde la experiencia personal del mismo Matt Haig, tras haber padecido durante muchos años una fuerte depresión que llegó de la mano de una ansiedad que muchas veces le impedía salir de su casa y amenazó con destruir una extraordinaria carrera como escritor que apenas comenzaba.

Éste pequeño gran libro viene al mundo a decirte: "Bueno, creo que vos y yo lo sabemos bien: shit happens". Desde mi experiencia, me aventuro a decir que es una lectura de mucha fragilidad y no me gustaría dejar fuera de la fiesta a las personas que no han padecido alguna de estas enfermedades o sea cercano a alguien que  ha pasado por ello. Claro que la curiosidad o la sed de conocimiento, pueda llevarlos a querer leerlo y eso está completamente bien. Son libres. Pero dudo que puedan sentir su verdadera esencia, una suerte de experiencia 4D o algo similar. Justifico esto desde lo personal. Definitivamente hay un antes y un después para quién sufre este tipo de enfermedades "invisibles", como las define Haig. Hace dos años que sufro ansiedad. Hace poco más de dos años era una profesional trivializando enfermedades de este tipo. Pensaba que eran exageraciones de las personas que las sufrían, que se victimizaban, que un mal día podía simplemente solucionarse con una salida al cine, chocolate, helado o un lindo regalo. Desde que tuve mi primer ataque de pánico supe que algo en mí se había roto y que iba a costar mucho arreglarlo, si es que aquello era posible. Por eso, sin la experiencia, es muy difícil que puedas conectarte con este libro. Pero, en caso contrario, si combatimos los mismos dragones, me atrevería a pedirte tu dirección y enviártelo como uno de los mejores regalos que alguien puede hacer. 





Las palabras de Haig son absolutamente sinceras, transparentes y, a veces, un poco crudas. En éste pequeño libro de poco más de 200 páginas intenta volcar toda su experiencia y trazar una línea cronológica desde el comienzo de la oscuridad hasta sus actuales días de luz, sin omitir que, a pesar de haber superado lo peor, algunos días el pronóstico indica nubes repentinas y temporarias, aunque con suerte, fugaces. Este non fiction tal vez pueda convertirse en un manual, un libro de cabecera, o el título más hojeado de tu biblioteca. Simplemente es maravilloso. Combina capítulos sobre ansiedad, depresión, listas con consejos y advertencias, recomendaciones bibliográficas sobre el tema, autores que han pasado por la misma situación y han dejado prueba de ellos en sus obras, como la magnífica Emily Dickinson o Sylvia Plath. Habla también sobre el aspecto científico y espiritual, sobre las ventajas y desventajas de estas enfermedades. 

Nunca antes había encontrado alguien que comprendiera tan bien lo que se siente esta oscuridad, esta cosa "invisible" que nos aqueja a tantos y que pareciera nadie pueda ayudar, excepto nosotros mismos. Nos enseña que porque nadie lo vea y lo comprenda, no significa que debamos pretender antes los demás estar bien. Si una persona tiene gripe, hace reposo. La depresión y la ansiedad también son efermedades y al contrario de lo que digan los demás ("¡Arriba, ánimo!", "Salí a respirar un poco de aire puro", "No es para tanto"), está completamente bien quedarse todo el día en cama y no hacer nada. No hay espacio para la culpa, ya cargamos con una mochila bastante pesada como para detenernos a pensar en el qué dirán. Nos enseña también que al final del túnel hay luz, pero para alcanzarla es necesario atravesar un largo camino y que lo que uno a veces siente no te hace infrahumano o extraterrestre, hay siete billones de personas en el mundo y en este momento, en algún rincón del planeta, alguien está pasando por lo mismo que vos.




“How to stop time: kiss.

How to travel in time: read.
How to escape time: music.
How to feel time: write.

How to release time: breathe.”


MI CALIFICACIÓN



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...